miércoles, 11 de febrero de 2015

Yo madrugo a verte

Yo madrugo
a verte revolotear por la casa.
No te gusta
despedirte de mí
pues no quieres
que nada nos separe.
Y cuando me voy
te llevo conmigo.
Nunca te olvido,
ni cuando duermo
pues siempre
sueñas conmigo.
Durante el día
miras una y otra vez
el reloj contando los minutos
que faltan
para correr a mí,
para que te tenga
entre mis brazos
y al llegar la noche
volver a tus sueños,
querida soledad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario