lunes, 7 de abril de 2014

Nadie como tú


A ese amor que me quiere como soy

Nadie como tú
para compartir sueños
a la hora menos pensada,
para llevarme de regreso
a la felicidad cuando ya todo
parece que es tristeza,
para cruzar el tiempo sin prisas ni miedos,
para ser conmigo el universo,
para despertarme a medianoche 
y ser en la eternidad del tiempo
el más bello instante.

Regreso del olvido


Ahora que regresas del olvido,
mi imaginación
se agita y los sentimientos florecen
pétalo a pétalo en tu corazón.
Vuelves para ser una estrella
que nos lleve a la orilla de otros sueños.
Surcas el mar enamorada
empapada de promesas e ilusiones.
Ya la pasión acaricia tu piel
y me llama desde la distancia.
Ahora que estás a punto de volver,
sé que entre el amor y mis sueños
vive también la irremediable tristeza.