jueves, 11 de septiembre de 2014

Tú y yo



Y es que tú y yo
no hemos hecho otra cosa
que volar incansables 
el territorio de los deseos
cada día, cada noche 
y a cada instante.
Volvernos amor
en el cuerpo del otro.
Adorarnos 
hasta que amanece
en nuestra piel.
Tú y yo no hemos hecho nada distinto
a sembrar de amores
nuestros cuerpos y sueños,
volar con nuestras bocas
sobre la piel del otro,
aprender de memoria
la geografía de nuestros deseos.
Tú y yo
le hemos dado alas 
a los pájaros de la pasión
para que regresen a sus nidos
y nos dejen la luz de mil colores
de los que se han amado,
de los que se quieren siempre.
Y es que tú y yo
al despertar abrazados
el uno a los sueños del otro
somos el universo entero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario